ALGO NUEVO

TODO LO TIENE LA NIÑA
Y CON NADA SE CONTENTA…
CREE ESTA HISTORIA MEZQUINA
DESEA UNA VIDA NUEVA.
Todo lo tiene la niña,
sus alegrías, sus tierras
sus bienes y muchos goces
y no parece contenta.
Aunque ha perdido a su madre
no le falta comprensión,
pero le pide algo nuevo
el latir del corazón
La niña tiene 15 años
y le ha crecido el amor,
José Mir, joven despierto
que le colma su ilusión.
Las intrigas palaciegas
a su padre envuelven y él
“te pido que por salvarme
dejes al joven José,
su padre ahora es mi enemigo
no cabe otro proceder”
“Padre, te doy mi palabra
con dolor lo dejaré;
así podré desposarme
con mi Señor y mi Rey.
Quiero entregar por entero,
mi vida, mi amor, mi ser;
una completa mudanza
de mi vida quiero hacer.


YA SUENAS LAS CAMPANAS

Ya suenan las campanas,
- bullicio, algarabía-,
Frasquita, Rafaela, Isabel… mis amigas,
ya somos MERCEDARIAS,
LO QUE EL MAESTRO DIGA.
SÍ, SÍ, SÍ, LA MERCED LES LLAMA,
SÍ, SÍ, SÍ, YA VISTEN HÁBITO DE HERMANAS.
Ya suenan las campanas
nos volvemos al Valle
pues allí nos reclaman
problemas más urgentes
-quizá no mercedarias-.
SÍ, SÍ, SÍ, SE IMPONE LA HISTORIA
NO, NO, NO, YA NO MERCEDARIAS.
El obispo nos llama.
Pronto seremos madres
de los desamparados.
Que suenen las campanas.
SÍ, SÍ, SÍ, YA NACE NUESTRA HISTORIA
SÍ, SÍ, SÍ, GANEMOS EL MAÑANA.
SÍ, SÍ, SÍ, SUBAMOS LA MONTAÑA.
SÍ, SÍ, SÍ, QUE SUENEN LAS CAMPANAS.


VOY A CONTAR UNA HISTORIA

Voy a contar una historia,
llena de luz y belleza,
prestemos mucha atención,
a todos nos interesa.

“El año 1881, nace mi Congregación,
en Málaga en un suburbio (2)

Como la flor de los campos: suave, sencilla y fragante, te abriste en Andalucía y tu
perfume exhalaste (2)

Pasan que pasan los años, va extendiendo sus ramas, ampara al pobre y al débil,
buscando siempre sus almas.

Como la espiga de trigo, llena y cargada de frutos, va desprendiendo sus granos,
cayendo en nuevos surcos (2)

Tu vida está triturada como el granito de trigo, ¡alégrate, Madre Petra!,
que en ara te has convertido (2)
El sacrificio está hecho,
está a punto de inmolarse, de tus labios sale un “fiat”, Dios lo aceptó al instante.

La Madre Petra se ha ido,
Dios la llamó para el cielo,
la están llorando sus hijas,
con sus amores eternos (2)

Duerme, duerme, Madre Petra,
que ya tus hijas recogen,
tu cuerpo estaba escondido, entre naranjos y montes (2)
Madre Petra, duerme, duerme


TÚ SERÁS PARA MI

“TÚ SERÁS PARA MÍ” ME HA DICHO
EL BUEN MAESTRO
Y EMBRIAGADA DE AMOR ME PONGO
YA EN CAMINO:
SEGUIRÉ LA HUELLA QUE
MARCA MI DESTINO
Y “SERÉ FUNDADORA”
CON CLARO GESTO.

Tiene todo el ruido de la vida por dentro,
junta para vestirla la luz y la caricia,
une todos los sueños, deseos, sentimientos,
lleva siempre prendida la más bella sonrisa.
Ana Josefa es libre y se viste de fiesta,
convertirá en jardines los caminos,
los campos,
atesora el mensaje que susurran sus labios,
sabor de eternidad y presente en la entrega.
Tú serás para mí...
No le cabe en los brazos, le rebosa la vida
una dulzura nueva llena de amor sus ojos,
y aunque las flores crezcan
entre espinas y abrojos
en pos de aquel mensaje seguirá día a día.
Dijo adiós a su padre con sabor agridulce
con inmenso cariño y con amor profundo
y recordando historias que han vivido juntos
nadie podrá pararle, el Amor la conduce.


TU NO HAS MUERTO, MUJER

TÚ NOS HAS MUERTO, MUJER
PUES EL AMOR NO MUERE,
YA ESTÁS ETERNIZADA,
TÚ YA NOS PERTENECES.
TÚ NO HAS MUERTO, MUJER
TU OBRA VA ADELANTE,
CONTIGO HEMOS DE SER
FUTURO APASIONANTE.

El corazón que Petra llevó por fuera
ha dejado de latir en este valle.
Su historia en nuestra vida se hace nueva
no le pidas a la vida que se calle.
Aquí quedó sembrada tu semilla
se rompieron las compuertas represoras;
se cortaron ya al morir todas sus cintas
por doquier sigue viviendo por nosotras.
Nos dejaste tu vida llena, intensa
no caíste rendida en el camino;
supiste bien medir la trascendencia


SIEMPRE EN FIESTA

LAS RAÍCES SE AHONDAN
Y SE ABREN LAS FRONTERAS
LATEN LOS PULSOS LLENOS
DE RENOVADA FUERZA
NOS BAILAN LOS LATIDOS
Y ESTAMOS SIEMPRE EN FIESTA.
Es tiempo de la danza aquí;
de que rían ancianos y niños y así
hoy haremos presente el futuro;
muy feliz
es la entrega en que ya vivimos.
A ti que pides sigamos decididas.
Por ti en tu casa, Señor,
no hay mala cara; vivir
haciendo cada día más sincero;
por fin ya tenemos la fiesta declarada.
Notar que nos buscan en
su oscuro desamparo; sembrar
caricias, ilusiones y sonrisas; curar
las llagas del anciano que
suspira soñar
con tantos ojos como las estrellas.


SEVILLANAS A MADRE PETRA

Andaluza y con gracia fue Madre Petra.
Fue Madre Petra, andaluza con gracia
fue Madre Petra y Dios se embelesaba
en su Vallestera.
Su Vallestera, que le da el corazón
y total entrega, que le da
el corazón y total entrega.

FUE MADRE PETRA,
FUE MADRE PETRA,
UNA MUJER HUMILDE Y
FIEL A LA IGLESIA.

Andariega y alegre como Teresa,
como Teresa:
andariega y alegre, como Teresa
y no tiene fronteras su fortaleza.
Su fortaleza que en Dios se
apoyaba como la piedra
que en Dios se apoyaba como la piedra.

FUE MADRE PETRA,
FUE MADRE PETRA,
UNA MUJER HUMILDE Y
FIEL A LA IGLESIA.
San José la protege cual predilecta,
cual predilecta, San José la protege (2)
y ella se lo agradece con una Iglesia.
Con una iglesia, con una iglesia,
que le cuesta
sudores, mucha entereza (2)
FUE MADRE PETRA,
FUE MADRE PETRA,
UNA MUJER HUMILDE Y
FIEL A LA IGLESIA.
Madre como la Virgen quiere ser ella,
quiere se ella, Madre como la Virgen
quiere ser ella,
“pa” los desamparados y en la miseria.
Viven sin pan, ni ropa ni quien los quiera (2)
FUE MADRE PETRA,
FUE MADRE PETRA,
UNA MUJER HUMILDE Y
FIEL A LA IGLESIA.


RUMBA A MADRE PETRA

¡Oh, Madre fundadora, qué linda eres!
Dios te ha hecho escogida
entre las mujeres,
puso en ti confianza y te dio un carisma,
te derramó su Gracia, y te hizo bendita
¡Ay! te hizo bendita (2)
te derramó su gracia y te hizo bendita (2)
Aún recuerdo aquel Valle, donde chiquilla,
te llevaban tus padres hasta la ermita,
y entre Salve y Rosario a la Señora,
el Cristo te infundía: Misericordia.
Luego lo hiciste vida en tu persona
y el Señor te escogió como fundadora,
para que con cariño y con alegría,
ampararas a los pobres que
en el mundo había (2)
Hoy queremos tus hijas con gran cariño,
continuar tu obra con estos niños,
los jóvenes y ancianos abandonados,
hallarán en nosotras todo el amparo.


QUE TE VAYA BIEN

Nadie te ha dicho, ¡que te vaya bien!
Todos pasan a tu lado muy deprisa.
Te han negado hasta el beso que añorabas
ya no es tuya aún la caricia de la brisa.
Solo tienes un pecado: ser anciano.
No te quieren y tú tanto los querías
y la angustia “in crescendo” te va ahogando.
Aquí tienes nuestras manos que acarician.
“Mi niño frágil” ¡qué te vaya bien!
estatuilla bronceada por el sol;
No has gozado del rescoldo de un hogar,
pues tu madre te parió para el dolor.
Comenzada ya la danza de tu vida,
que te acune una nana en nuestra voz;
Un hogar, una danza silenciosa,
y unas madres con manos y corazón.


POR LA GRACIA DE DIOS

En Martos fue donde ocurrió,
que una mujer
en los umbrales de la muerte entró.
Con la ilusión de ver nacer,
a una hermosa criatura
y colmarla de amor.
Lo consiguió su hijo nació,
pero su vida se fue apagando lentamente
y nadie ningún remedio halló.

Y pensaron acudir al auxilio de Dios,
y clamaron a Madre Petra
por su intercesión.
Madre Petra con su bondad,
que estaba cerca del Padre,
le pidió con toda el alma
que no la desamparase.
Por la salud de esa mujer,
por el amor de aquel niño,
por la fuerza del cariño
y quiso Dios.

En Martos fue donde ocurrió,
que esa mujer
de los umbrales de la muerte salió.
Con la ilusión de ver crecer,
a su hermosa criatura
y colmarla de amor.

Así el amor de Dios,
hermoso y grande a la vez
que le dio a Madre Petra
la gracia de interceder.
Madre Petra con su humildad,
con el candor de su pureza,
vive en el jardín del cielo
perfumando las estrellas.
Por su amor a los demás,
por su entrega a Dios Padre,
quiso Éste que subiera
a los altares.

(Autor: Pedro Gordillo)


PETICIÓN A MADRE PETRA

Madre Fundadora de Desamparados,
con mucho cariño te elevo mi cantar.
Porque tú eres la madre
donde los desamparados
buscaban el cariño, la comida y el hogar (2)
¡Oye, Madre Petra! ¡Escucha mi plegaria!
Por amor a Cristo hija tuya quiero ser.
Estudiando tu vida meditando en mi oración,
comprendí que tú eres
el ejemplo de mi amor (2)

Ya lo verás, Madrecita,
llévame al noviciado,
no te arrepentirás.

QUIERO SER HIJA TUYA,
DARME A LOS DESAMPARADOS
CON TODOS MIS SENTIDOS
Y LO QUE ÉL ME QUIERA DAR (2)
cariño y esperanza tengo yo en San José.
Pídele que conceda el ruego
de esta plegaria,
sabes que el Padrecito así me
lo va a conceder.
Tú tenías un padre, que como los míos
no podían comprender estos
designios de Dios.
Tú estás más cerca de ella
pide a la Virgen María
que les dé luz y fuerza para
entregarme al Señor (2)

(Letra y música M.Francisca. G.)


NUESTRO HONOR

He dado una palabra al Dios
que a mí me creó.
¡Qué cosa es ésta, Dios mío,
te he dado mi vocación!
Me cuidaré de tus cosas, Tú no te olvides de mi, iré gastando mi vida,
nada seré yo sin Ti.

TRABAJEMOS SIN DESCANSO, PARA DAR A OTROS LUZ. NO IMPORTA PERDER
LA VIDA, POR
MI LA PERDIÓ JESÚS. Y TODO AQUELLO QUE HAGAMOS, SEA REVESTIDO DE
AMOR. NO ESPEREMOS
NUNCA HONORES. NUESTRO HONOR
TAN SOLO ES DIOS.

Cuando pienso que los hombres son la morada de Dios,
todo me parece poco,
para darle a mi Señor.
Cual perro fiel a su amo,
de mi Señor yo seré.
Por Él entrego mi vida y con gozo moriré.

(Autor: Brotes de Olivo- Año Centenario 1981)


NACISTE COMO UNA FLOR

Naciste como una flor,
fresca, sencilla y humilde;
tu alma como una estrella,
irradiaba su esplendor.

MADRE PRETRA ES LA ROCA FIRME
DONDE QUISO DIOS FORMAR,
UN EDIFICIO DE AMOR,
DE ENTREGA TOTAL.
PORQUE FUISTE MADRE
Y TE DISTE HASTA EL FINAL,
ENSÉÑAME A AMAR.
A DAR LO BUENO QUE HAY EN MÍ
A LOS DEMÁS.

Vivías la inquietud de tus años jóvenes
algo en ti cambió,
la gracia inundó tu vida,
ya solo importa el Amor de Dios.
Te llama una empresa nueva
bendice tu vocación,
bandera para otras almas,
piedra que el Señor creó.

(Noviciado Valencia, 1980)


MISIONERAS

Misioneras, hijas de Madre Petra,
que cantando vais caminando a Dios,
porque solas se hace duro el camino,
con las almas se camina mejor.
Cantando, cantando, cantando,
no hay fatigas, no hay pena ni dolor.
Cantando, cantando, cantando,
la vida se convierte en canción.
Buscaremos a Dios entre los hombres
escondidos en rostros de color,
en los cuerpos despreciados de todos
y en los niños que nadie acarició.
Misioneras hijas de Madre Petra,
vuestras almas abridlas al Amor,
porque el mundo se muere de miseria,
pues aprenden de Cristo la lección.
Amando, amando, amando,
y su vida entera la entregó.
Amando, amando, amando,
haremos el mundo del amor.
Nada importa que se gaste la vida
si ellos gozan algún día de Dios.
Sembraremos paz y la alegría
y en sus almas se esconderá el Señor.
Misioneras, hijas de Madre Petra,
levadura que hoy no fermentó,
daos prisa que os esperan las almas,
tienen ansias de poseer a Dios.


LOS SEGADORES

Aquí están los segadores que Cristo llama,
a segar en sus campos muy de mañana
y cuando llega la tarde regresan
ya muy cansados,
después de segar y segar. Ay, la, ra, la...
Segador si es que quieres seguir segando,
con amor a las almas sigue sembrando
y el buen trigo se logra después
de estar en el surco
poniéndole: amor, mucho amor...
Ay, la, ra , la...
Recogidos los granos en el molino
quieren hacerse pronto polvo de trigo,
para darse a los hombres
después de haber encerrado
al Dios del amor, del amor... Ay, la...
Madre Petra le dice a sus segadores:
que no les preocupe coger las flores,
sólo un anhelo en el pecho ha de haber
en cada momento
sembrar con amor, con amor. Ay, la, ra, la...


LA MONTAÑA DEL GOZO

Administran nuestras manos las caricias
y sentimos que las flores van naciendo,
sembradores de ilusiones y sonrisas
la montaña del gozo ya ascendiendo.
Tenemos la suavidad de la mañana
portadores de la más bella noticia,
vamos viendo que avanza la esperanza
cuando nace la luz de cada día.
La montaña del gozo nos embriaga
sentimos nuestra sed de caminantes.
El viento nos susurra: ¡El amor nos llama!
y brotan nuestros salmos incesantes.
Ascendemos la montaña de la dicha,
¡que sigan nuestras obras adelante!;
al fondo está la tierra prometida
y aquí la vida que nos urge cada instante.
El campo de amapolas ya está herido
pues llevamos llorando la semilla,
dolientes buscadores de un destino
que nos llena de eterna algarabía.


HACIA EL VALLE

¡Qué alegría, Señor!
¡Hacia el Valle nuestras almas
corren gozosas a cantarte!
En este pueblo tan pequeñito,
en este valle tan encantador,
hay una casa también pequeña
que nos invita a la oración.
Desde Valencia a Andalucía
vamos ansiosas a visitar,
aquella piedra en que descansaba.
¡Oh maravilla, hoy es altar!
Hoy exultamos todas tus hijas,
porque la Iglesia reconoció,
que eres heroica en tus virtudes
y Pablo VI lo proclamó.
Todo faltaba en los comienzos,
aunque gozabas en la escasez,
tu confianza siempre pusiste,
como María y San José.
Eres sencilla, eres humilde
y te entregabas llena de amor.
Eras la Madre para los pobres
con gran ternura Dios te miró.
Esta semilla tan pequeñita,
por tu constancia fructificó.
“Solo Dios basta”, como Teresa,
siempre decías en la oración.
Las que seguimos tras de tus huellas,
te suplicamos con gran amor:
tu fe gigante, tu fortaleza
y tu ternura ante el Señor.
¡Qué alegría, Señor!
¡Hacia el Valle, nuestras almas corren
gozosas para amarte!


GRACIAS, MADRE PETRA

Dios apareció en tu vida,
en el momento inesperado.
Supiste dar lo que te pidió.
De la nada empezaste a construir
sin miedo a la dificultad,
solamente confiada en Dios, y
buscando hacer en todo su Voluntad.

GRACIAS, MADRE PETRA,
POR TU FIDELIDAD.
POR TU CONSTANCIA Y TU FE.
PORQUE TU ESPÍRITU
NOS ALIENTA A CRECER.
Tu corazón colmado de amor
se volcó en la ancianidad
y en los jóvenes sin hogar;
en el niño desamparado.
En el anciano sembrabas esperanza,
en el niño ilusión,
y para el joven necesitado,
eras camino hacia Dios y su amistad


ESTA SANGRE NO MANCHA

No nos cabe en los brazos tanta vida
no, no nos cabe tanta fuerza;
y nos mana el amor a borbotones
llenando de sentido la existencia.
Sabemos del dolor de las espinas,
y la sangre nos fluye, mas no mancha;
queremos ser respuesta a tantas dudas
amar pues fuimos primero amadas.
Y nos duelen las voces infantiles
que gritan desgarradas y cansadas;
y nos duelen las sienes ya plateadas
y su dura soledad cansada.
Sabemos del dolor de las espinas
al oír los quejidos sin palabras,
se tiñen ya de sangre nuestras vidas,
pero esta sangre, es sangre
que no mancha.
Estaremos sonriendo a su sonrisa
tan dolorosa y siempre bien amada;
sangrarán nuestros pies por ir deprisa,
pero esta sangre, es sangre
que no mancha.


EL AMOR NOS PRESTA ALAS

Niño: Yo ya no tengo padres
yo no sé qué es amor.
Anciano: Y yo ya estorbo a mis hijos
me han dejado sin calor.
Enfermo: Y yo estoy triste y enfermo
¿nadie me quita el dolor?
Pobre: Yo vivo desamparado,
acogedme, por favor.

YA VEIS QUE SOMOS MUY POCAS
Y QUE ESTAMOS MUY CANSADAS
PERO VENID TODOS AQUÍ
EL AMOR NOS PRESTA ALAS.

Y a mí que tengo la lepra
y me sigue el deshonor.
Y yo infectada del sida
y me destruye el dolor.
A mí que caí en la droga,
y no me queda ilusión.
Tenéis que ser nuestras madres,
¡escuchadnos, por favor!


DE LA VIRGEN

En la claridad de este día veo
reflejado tu amor,
siento tu presencia a mi lado,
haces latir mi corazón.
Eres tú la estrella que me guía
en la noche oscura de mi fe.
Sabes que te quiero Madre mía y en Ti
siempre confiaré.

VIMOS CLARAMENTE QUE NOS TOMÓ
COMO A SUS HIJAS Y NOS AMPARÓ.
MADRE, MADRE, VENIMOS A TI.
TODAS QUEREMOS IMITAR TU SÍ.

Un día ella hasta ti se acercó,
buscando protección.
En tus manos puso una ofrenda:
su Congregación.
No apartes, Madre, tu mirada.
Queremos seguir
siendo fieles siempre contigo, como Tú,
dando nuestro sí.


DE LA TIERRA DE LA LUZ

NACIÓ EN ESTA TIERRA
MISTERIOSA Y VIVA
CON SUEÑOS DE VIDA Y
VOLUNTAD DE AMOR
TOCADA DE GRACIA Y LLENA DE VIDA
VINO ANA JOSEFA Y EL MUNDO RIÓ.

Nació en esta tierra misteriosa y viva
con sueños de vida y voluntad de amor.
en el valle claro Abdalajís / Málaga
nace Ana Josefa, y el mundo rió.
De la “fuente arriba” bebió las esencias
de unos buenos padres, “María y José”,
tan solo tres años gozó de su Madre,
Dios se la llevaba, no entendió por qué.


COMO ROCA FIRME

Como roca firme, cimentada en amor,
fuiste tú, Madre Petra,
fiel peregrina de Dios.
Llevando a todos un mensaje de esperanza,
alegría, acogida e ilusión.
Saliendo al encuentro de las necesidades
para remediar tanto dolor.

ES EL AMOR QUIEN NOS PRESTA ALAS,
PARA MÁS ARRIBA VOLAR (2)

Enséñame a ser: fuerte en las contrariedades,
fiel en la adversidad, trascender
en lo cotidiano.
Y como tú, poder cantar
las grandezas del Señor.


CAUCE LIMPIO

Dios habló a Madre Petra
de corazón a corazón,
y por secretos caminos
un sendero le marcó.
Dichosa tú, alma pobre,
que viviste de su amor.

ELLA HUNDIÓ SUS RAÍCES
EN EL AMOR DE SU DIOS
Y LA ALEGRÍA DEL ESPÍRITU
INVADIÓ SU CORAZÓN (2)

Desde el silencio callado,
donde Dios te enamoró,
supiste darte a los pobres y
una sonrisa nació.
Dichosos los que encontraron
en su camino tu amor.
De la Iglesia fuiste hija,
siempre fiel a tu misión.
Madre Petra cauce limpio
de la Gracia del Señor.
Transmítenos a tus hijas
la plenitud de este amor.

(Letra y música: M. Mª Carmen M., M. Rosa Mª Parra)


CANTO DE JUVENTUD

Los jóvenes de hoy queremos elevar
un canto de alegría y devoción.
Que se funda con el viento
y que lleve nuestra voz
a todos los rincones del mundo.
Porque todos sabemos de tu obra sin igual
y queremos cantar con ilusión,
al carisma que tuviste
y a tu gran amor a Dios,
y a tu espíritu tan lleno de candor.

A TI MADRE PETRA,
TE QUEREMOS CANTAR
ESTA CANCIÓN DE JUVENTUD,
PORQUE TÚ CON TU GRAN AMOR;
TÚ CON TU GRAN FERVOR
INVITAS AL CAMINO DE LA LUZ.
A TI MADRE PETRA,
TE QUEREMOS CANTAR,
CON EL GOZO DE UN JOVEN CORAZÓN,
PORQUE TÚ NOS HAS LLEGADO,
TÚ NOS HAS DEJADO
UN TESTAMENTO LLENO DE AMOR.

Nosotros, los jóvenes creemos
la verdad que nos dicta
la doctrina del Señor,
aunque somos conscientes de la dificultad
que encierra el practicarla con pasión.
pero todos tenemos como ejemplo
a seguir el que tú nos diste Madre,
con tu amor,
y seremos como el fruto
que en buen año germinó
para dar mayor cosecha a la razón.

(Autor: Pedro Gordillo)


CANTA A MADRE PETRA

CANTA A MADRE PETRA,
ELLA QUIERE TU AMOR.
SU OBRA PRECISA MANOS
QUE AMEN DE CORAZÓN.

Si supieras cuántas veces
la trataron de vencer,
pero ella seguía adelante,
creía en Dios, vivía por Él
y nunca la dejó desfallecer.

Te lo pide aquel niño mientras llora de dolor.
Te lo pide aquel joven
sin fe, sin luz, sin paz y amor.
¡Ven, y escúchales la voz!
Y el anciano en su rezo
pide al cielo unas manos
que le amen y le cuiden,
consuelen, alienten, amen
y trabajen por un mundo más humano.

Si supieras cuánto duele
ver crueldad e incomprensión;
y si algún día tú fueras
quien ame tanto que no le importe
dar su vida entera a los demás.

(Autora: M. Mª Carmen Guerrero)


CANCIÓN DE NIÑEZ

En aquel silencio que me envolvía,
yo te sentí muy dentro de mi corazón;
pude ver que para mí todo cambiaba
y una vida, vida nueva comenzó.

AQUELLA NOCHE PROMETÍ ENTREGARME
EN CUERPO Y ALMA AL SERVICIO
DE MI BUEN JESÚS
Y DE SU MADRE, DE SU MADRE Y MÍA,
A LOS DOS ME ENTREGUÉ SIN CONDICIÓN.

Al despertar miré al cielo,
un nuevo sol brillaba con gran resplandor.
Bello sueño que se hizo realidad;
ahora ya vivo con María y para Jesús.

(Autora: M. Pilar Jiménez)


CANCIÓN DE JUVENTUD

A ti que me escuchas
te quiero decir:
¡Que me siento libre y que soy feliz!
Cristo me ha cambiado
ya no vivo en mí.
Un nombre nuevo me ha dado,
en su amor yo nací.

YO TE ESCOGÍ, TÚ SERÁS PARA MÍ,
SIEMPRE A TU LADO CAMINARÉ.

Con el paso del tiempo fui aprendiendo y, en silencio, mi amor floreció.
Ahora me siento madre de todo aquél
que sufre en la angustia y estoy junto a él.

(Autora: M. Pilar Jiménez)


CAMINOS

Vamos a beber la vida y apurarla
y los cansancios;
transformamos en haz de
rosas blancas que perfumen
los caminos de esta historia tan amada
que emprendemos
cuando nace la luz cada mañana.
Para abrir nuevos caminos
Asombradas creceremos;
llevará nuestra vida ya en
volandas el mensaje;
son caminos
piedra, flor, espinas y
cansancios que escribimos
por la siempre rosa abierta de los vientos.
Nuestros pies ya van sabiendo
de caminos preparando
para todos los seres ya
hermanados pan y vino
y mucho amor a tanto desamparo.


BUSCANDO TU CASA

Vengo, Madre, buscando tu casa.
Queda atrás el cansancio, el dolor,.
siempre es nueva tu paz..
Tu acogida, siempre cree tu amor.
en mi amor. Tienes siempre las manos.
repletas de esperanza, aliento y calor..
Eres Madre de todas nosotras:.
corazón y un gran nudo de unión..


BIENAVENTURADA

Tú que amabas a Dios sobre todas las cosas, con la fuerza del alma en plenitud.
Tú que siempre cantabas sus misericordias, hoy te encuentras disfrutando su luz.
Tú que siempre has querido y has gozado esparciendo por el mundo tu virtud,
que no fue otra que seguir vivo el ejemplo
de lo que en tiempo nos enseñó Jesús.

YA SABÍA QUE ESTABAS JUNTO A DIOS
Y JAMÁS LO DUDÉ, POR ESO MI VOZ SE ELEVÓ, Y ENTRE CAMPOS TE RECÉ.
Y AHORA AL VERTE SUBIDA EN EL ALTAR, EN LA CASA DE DIOS,
NO SE CANSA MI GARGANTA DE GRITAR, MADRE PETRA, TÚ ERES MI AMOR.

Como vibra mi alma en este instante,
desbordándose en la felicidad,
al saber que eres Bienaventurada
y que gozas junto al Padre Celestial.
Una nueva estrella brilla en las alturas,
amparándose en el amor de San José,
y que alumbra complacida y con ternura
a su obra que en la Tierra sigue en pie.

(Autor: Pedro Gordillo)


AMOR JOVEN

Cada día nace en la tierra,
corazones para el amor.
Son tus hijas, ¡oh, Madre Petra!
que siguen fiel a tu misión.
Tú nos dejaste un sendero de amor,
fuiste fiel a los pobres, les diste calor.
Su soledad en tus manos supiste acoger,
fuiste fuente de felicidad,
para aquellos que no supieron
lo que es amor.
Fuiste camino, fuiste canción,
fuiste esperanza, sembraste ilusión.
Fuiste, ¡oh, Madre!, reflejo de Dios.
Gracias por tu amor (2)
Corazón firme, valiente y tenaz,
fuerte ante lo difícil.
Tu Dios pudo más. Diste tu “Sí”,
no volviste la vista atrás,
en la Cruz, encontraste el amor
que derramaste en los demás
sin distinción.
Hoy, Madre Petra, venimos a Ti,
te damos las gracias, mantén nuestro “sí”.
Unimos las riendas a tu caminar,
enséñanos a amar (2)


AMAR SIN AMARRAS

He de luchar por vivir con autenticidad,
avivando en mi alma la llama de caridad
que Dios puso en mi vida
desde la eternidad.

Y AMAR, AMAR YA SIN AMARRAS,
VIVIR EN PLENITUD
MI VIDA CONSAGRADA.
A VOLAR, MADRE PETRA ENSEÑABA
CON LAS ALAS DE AMOR A
METAS MÁS ALTAS.
Aprendí de su vida, lección de santidad,
al servicio de los pobres
siempre con humildad,
sencillez y alegría aún en la adversidad.
El amor te dio alas y pudiste volar
desprendida de todo, llena de caridad.
El amor te hizo libre pues te ató a la verdad.

(Tanda Profesas de Valencia, 1980)


0
0
0
s2sdefault
 
 

Google Translate Widget

Google Translate Widget by Infofru

Author Site Reviewresults